Cuánto cuesta un entierro

Cuánto cuesta un entierro

Morirse no es barato. Hasta para ese último momento, nuestra sociedad nos exige hacer frente a un desembolso económico. Saber cuánto cuesta un entierro, y ser conscientes del dinero que supone, hará que lo tengamos en cuenta previamente, ya sea para nosotros o para algún familiar.

Como en tantas ocasiones, el precio de un entierro va a variar en función de la provincia en la que nos encontremos. Así, en ciudades como Barcelona, la cifra puede rondar los 6.000 euros. Al igual que en Madrid.

En cambio, en ciudades como Cuenca, Albacete o Las Palmas el coste no va a superar los 3.000 euros. La media a nivel español ronda hoy los 4.000 euros. Por lo que ya sabemos, en un primer vistazo, qué dinero nos va a suponer un sepelio.

Pero estamos hablando de una cifra total, que es conveniente que vayamos desgranando para ser más conscientes de todo lo que incluye. 

1. Ataúd

El ataúd es un coste ineludible. Ya vaya a ser enterrado o incinerado, el cadáver es introducido en uno. Y el precio total del entierro se ve altamente influido por el precio del ataúd.

Los materiales influyen mucho en su coste. El tipo de madera, los detalles, el tamaño y los acabados pueden variar el precio sobremanera.  Para determinar cuánto cuesta un ataúd, podríamos decir que se mueven entre una franja de 1.000 euros los más sencillos, y los 4.000 euros los de alta gama.

Los féretros más baratos están realizados en madera de chopo o aglomerado chapado. Los de gama media de maderas como el álamo o la paulownia. Y los de gama alta utilizan maderas especiales, como la de cedro.

Incluso hay féretros ecológicos, fabricados con maderas producidas de manera sostenible, respetuosas con el medio ambiente. 

2. Traslado en coche fúnebre

El cadáver necesita ser trasladado en un coche fúnebre. Ya sea desde la casa u hospital al tanatorio, y del tanatorio al cementerio si fuera necesario.

El precio del traslado puede rondar los 600 euros.

entierro

3. Tanatorio

El tanatorio es el lugar donde el fallecido va a pasar sus últimas horas antes de ser enterrado. Es conveniente que el espacio sea lo más apropiado posible para que la familia y los amigos puedan darle el último adiós.

En este caso, cuenta que el precio puede ser a partir de 500 euros por el alquiler durante 24 horas. Se podría incrementar con algún coste extra, pero la media puede ser en torno a esa cifra. 

4. Flores, esquelas y coronas funerarias

Otro aspecto a tener en cuenta dentro de los gastos por un deceso son los gastos habituales por compra de flores y coronas.

Una corona de flores sencilla puede suponer unos 80 euros. Si queremos coronas más elaboradas, por el diseño, tamaño y el tipo de flores nos iríamos a los 600 euros. Y una de tamaño medio nos podría suponer de 150 a 200 euros.

Las coronas de flores fúnebres suelen incluir una banda o cinta personalizada con algún tipo de mensaje o leyenda.  Y el transporte de la corona hay que valorarlo, aunque suele ser asequible.

Además de las coronas funerarias, también hay otros arreglos florales típicos para difuntos, como los centros de flores, el corazón de flores, la cruz de claveles o el corazón de rosas.

También hay ocasiones en los que se hacen unos recordatorios para repartir entre los seres queridos, para que lo tengan como recuerdo. No es algo caro, y puede estar cada unidad por menos de 1 euro.

Incluso podríamos añadir una mesa de firmas para que los allegados escriban un recordatorio. Nos podría salir por entre 50 y 100 euros.

También si vas a comunicar el fallecimiento por medio de una esquela, supondrá un coste a asumir. Lo puedes hacer en un periódico o, como se hace en muchos pueblos de España, mediante carteles en la calle en zonas habilitadas para tal efecto.

La esquela en un periódico de tirada nacional o regional ronda los 400 euros.

5. Incineración o Cementerio

En relación a donde va a reposar el fallecido, tenemos dos opciones.  Podría ser incinerado o enterrado en un cementerio.

La incineración es lo más barato. Depende de en qué lugar se realice en España, pero tiene un precio de entre 300 y 750 euros.

Luego tienes que tener en cuenta la urna donde van a depositarse las cenizas. Según el material, el diseño y los acabados el precio varía notablemente. Las tienes online desde 30 euros hasta 600 euros.

Si se opta por un entierro, tienes que contar el precio de la lápida y del nicho. El precio de una lápida puede acercarse a los 600 euros.

En relación a la lápida, el precio va a variar en función de la calidad y los materiales. Normalmente se realiza de mármol o granito, pero también se puede realizar de materiales como el metal.

Luego también se suele personalizar con unas palabras grabadas sobre la misma. Hay diferentes técnicas, pero las más popular es la de chorro de arena, el método más barato.

Pero también se puede realizar por láser o llevar incrustaciones o relieves.  En estos casos últimos, la lápida podría costar 1.000 o 2.000 euros, en función del tipo de trabajo que lleve.

sepultura

Y el nicho puede ser en propiedad o alquilado en régimen de concesión. El alquiler anual del nicho puede ir de los 200 euros hasta los 600 euros.  También hay opciones de alquiler a 10 años o más, que pueden salir más baratas.

Los precios varían mucho entre ciudades. La inhumación en nicho en Murcia es de 74 euros, mientras que en Madrid se dispara a los 1.800 euros, por un periodo de mínimo 5 años. En San Sebastián, 670 euros, Salamanca, 1000 euros, Oviedo, 470 euros…

Si queremos una sepultura, la cifra se podría acercar a los 6.000 euros, por un periodo de tiempo determinado de igual manera.

Hay que diferenciar el nicho de la sepultura. El nicho es un hueco dentro de una pared vertical. Y la sepultura, un enterramiento en profundidad.

También en los cementerios nos ofrecen la opción de meter las cenizas del fallecido en un columbario. Los columbarios son nichos para cenizas. También de disposición vertical, pero más pequeños. Pueden tener un coste de 300 euros por un periodo de 10 años.

6. Gestión de documentación

Por último, dentro de ese gasto general por un fallecimiento, aunque de menor coste, está el precio que debamos pagar por las tramitaciones necesarias ante la defunción de un ser humano. Lo que sería formalizar el certificado de defunción.

Estos trámites pueden oscilar entre los 100 y los 300 euros.

7. Gastos extras

Ya en casos extraordinarios, como en el caso de que el fallecimiento se produzca en el extranjero, el traslado del cuerpo hacia España supondrá un considerable dinero.

Aproximadamente vas a tener que contar con unos 6.000 euros. El viaje del féretro hacia España y los trámites necesarios implican un gasto que va a duplicar o triplicar el coste de un entierro habitual.

El oficio religioso lo podríamos considerar un gasto extra, en función de si la familia es creyente o no. El coste simbólicos lo podríamos valorar en unos 50 euros.

8. Seguro de decesos

Es muy habitual que los españoles contratemos lo que se conoce como seguro de decesos. Vas pagando este seguro durante varios años para que luego, cuando se produce el fallecimiento, la aseguradora se haga cargo de todos estos gastos que hemos ido relatando: servicios de incineración o entierro, tanatorio, servicios religiosos, tramitación de documentos, etc.

El coste de un seguro de decesos varía según la compañía y también del modelo que se escoja de pago. Lo hay de prima única, donde pagas de una sola vez, y de prima natural, donde lo vas  pagando año a año. Incluso hay otro tipo de modalidades.

Lo más habitual es que vayas pagando año a año. En función de la edad que tengas, puede variar la cifra a pagar, pero puede rondar los 150 euros anuales.

También hay modalidades familiares que salen mejor de precio.

Autor del artículo: Carmen Castro, abogada. 

Deja un comentario